miércoles, 12 de octubre de 2011

La ausencia de los Yanquis y Medias Rojas en la postemporada

Existen muchas frases en el ambiente deportivo que se han convertido en clichés o frases tan repetidas que muchas veces pierden base o fundamento. Algunas de estas frases las hemos oído con más frecuencia durante las últimas semanas por motivo de las series postemporadas de las Grandes Ligas.

Entre los comentarios de los conocedores del juego he podido escuchar que aunque los Medias Rojas de Boston eran mejor equipo que los Tampa Bay Rays estos jugaron mejor. He tratado de buscar que alguien me explique esa afirmación pero todavía nadie me ha dado una contestación convincente.

Otra afirmación difícil de creer la pude escuchar del dirigente de los Yanquis de Nueva York esta semana al repetir no menos de 10 veces durante una conferencia de prensa de que su equipo perdió debido a que no tuvieron suerte.

La suerte no debe ser el sustituto del talento, habilidad, entrenamiento, preparación, deseo y determinación para conseguir una meta. Entiendo que en un momento dado surge algo que podría determinar el resultado de algún evento pero afirmar que una serie de eventos prolongados fueron producto de la suerte es difícil de creer.

Los Medias Rojas de Boston perdieron porque fallaron en fusionarse como equipo, la llamada química del equipo fue un desastre. Se podía observar un equipo lleno de talento pero con mucho individualismo. El pasado año su tercera base Kevin Youkilis criticó públicamente al juvenil y eventualmente la ‘cara’ de la organización Jacoby Ellsbury cuando este estuvo lesionado y perdió 18 juegos de la temporada regular. La química del equipo comenzó a erosionarse desde este momento.

Ellsbury terminó esta pasada temporada una actuación digna de mención para el ‘Jugador Más Valioso’ del año. Mientras Kevin Youkillis se encontraba en la lista de inactivos cuando más se necesitaba y los J’s de la rotación (Josh Beckett, Jon Lester y John Lackey) eran acusados de poco interés en su preparación y entrenamiento.

Es por esto que considero el mejor EQUIPO cualificó para la postemporada, los Tampa Bay Rays.

Mientras los Yanquis con una nómina de sobre $200 millones y su dirigente Joe Girardi nos quieren hacer creer que el que A-Rod tuviera otra decepcionante actuación en la postemporada, o que Mark Teixeira y Nick Swisher simplemente no pudieron ejecutar en los momentos cruciales, que todo eso fue producto de la mala suerte. El hecho de que los lanzadores de los Tigres de Detroit pudieran ejecutar los lanzamientos apropiados o que sus bateadores lucieran con corredores en base tal parece que no tuvo nada que ver.

La gerencia Yanqui tiene que realizar que tiene una alineación estructurada para ganarle a los lanzadores 3,4 y 5 de una rotación y es por eso que lucen en una temporada larga, pero en la postemporada cuando se enfrentan hasta 4 veces en una serie corta a los 1 y 2 de la rotación no pueden lucir.

Después de todo me enseñaron y aprendí hace mucho tiempo atrás que la suerte es cuando la preparación y la oportunidad convergen.

Disfrutemos de Yadier Molina y unas series bien interesantes aun con la ausencia de los dos equipos con más arraigo entre los boricuas. Suerte.